29 octubre, 2013

Rush: La pasión y la rivalidad


El director Ron Howard en los últimos años ha sido muy irregular en su carrera como director y es tal vez la oscareable “Frost/Nixon”  una de las más notables que había realizado en los últimos años. Esta vez el director regresa para contarnos la historia sobre una de las rivalidades más comentadas en el mundo de la Formula 1 entre el británico James Hunt y el aléman Niki Lauda.

Howard vuelve a trabajar con el guionista televisivo/teatral/cinematográfico Peter Morgan después de su adaptación dramática basada en los hechos políticos detrás del escándalo de Watergate que involucraba al presidente Nixon, esta vez Morgan adapta basándose en los hechos transcurridos desde los inicios de Hunt y Lauda en el mundo de las carreras, pasando por el trágico suceso que marco a Lauda para al después recrear la carrera que le dio a Hunt su campeonato mundial en la F1 visto desde un punto narrativo dramático y que explora la psique de ambos personajes hasta llegar a esa parte más profunda, origen de su eterna rivalidad.

En el elenco Chris Hemsworth da vida un despreocupado y libertino James Hunt con escenas que demuestran comicidad y a la vez le demandan proyecciones dramáticas los cuales alcanza de forma correcta, mientras a Lauda, lo interpreta un soberbio y magnifico Daniel Brühl quien sin duda podría lograr una nominación en las próxima temporada de premiaciones llevando a su personaje en un punto memorable y que sin duda resulta el antagonista y héroe a la vez de esta interesante historia.

En el aspecto técnico, las tomas en slow cam, las aceleradas tomas de las carreras, la recreación de la época, las tomas en ocasiones casi documentales, la edición de sonido que hacen vibrar la butaca cada que un carro formula se enciende durante el transcurso del filme y la notable banda sonora de Hans Zimmer que dota de dramatismo al film, hacen de esta película una experiencia que transporta al espectador desde el drama hasta el suspenso, en especial en el último acto con un corte de edición que logra una de las mas memorables secuencias del año.

Redonda en todos los sentidos, emocionante, condescendiente con el espectador promedio si ahondar demasiado en los tecnicismos de la Formula 1 y con una historia por demás entrañable y con una profundidad temática conmovedora, Rush” no solo es una de las mejores películas del año, si no una de las mejores en la filmografía de su director.

CALIFIACIÓN: 9 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA