09 agosto, 2013

El otro cine gringo: "El Niño y el Fugitivo".



Con apenas tres filmes en su carrera, el director Jeff Nichols (Take Shelter, 2011) llega a carteleras mexicanas con “El niño y el fugitivo” la cual nos cuenta la historia de Ellis y su amigo Neckbone, dos adolescentes que viven en Mississippi y que al explorar una isla abandonada cerca del río se topan con un fugitivo de la ley llamado Mud, quien les pide ayuda para poder escapar junto al amor de su vida involucrandose ambos personajes en una aventura peligrosa para lograr ayudar a este desconocido.

Nichols dirige a un elenco reconocido en este film de corte independiente en los que encontraremos a un actoralemente brillante y alejado de papeles menores, Matthew McConaughey como Mud, Reese Whitherspoon como la enamorada de  Mud y el sorpréndete papel que da el joven actor Tye Sheridan como Ellis y a quien ya habíamos visto en El Árbol de la Vida de Terrence Malick.

El film se siente bien estructurado narrativamente y la atmósfera que Nichols crea junto a la fotografía de su ya predilecto Adam Stone retratando el bayú y los escenarios sureños son cinematográficamente notables. Aunque la historia parezca simple en cuanto a los personajes, la dimensión que el guión le da a cada uno es interesante sobre todo en esas elipsis narrativas entre el conflicto de Mud el cual afecta directamente a Ellis tocados con cierta inocencia pero a la vez plasmando madurez como se va desarrollando la trama.

Una película que sabe conectar con la audiencia, con una historia interesante y que incluso se siente inspirada en Las Aventuras Tom Swayer de Mark Twain, con personajes entrañables con un trabajo cinematográfico sobresaliente, “El niño y el fugitivo” es de ese cine estadounidense que demuestra que en ese país se pueden hacer filmes alejadas de las superproducciones con excelentes resultados.

CALIFICACIÓN: 9 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA