02 agosto, 2013

Antes de la Medianoche: El cierre de una trilogía romántica.


El director Richard Linklater regresa para de igual forma traernos de vuelta a Jesse y Celine en la pantalla grande, una historia que inicio en 1994 con “Antes del Amanecer” y que nueve años después resulto en el reencuentro de la pareja en “Antes del Atardecer” donde aquellos que recordamos esa romántica y abierta escena final, ansiábamos saber que había sucedido con estos tan queridos personajes de unas de las mejores sagas contemporáneas del cine norteamericano.

Después de aquel “Nene, vas a perder ese avión” nos damos cuenta que el personaje de Jesse terminó perdiéndolo y tomando decisiones importantes en su vida para por fin quedarse con el amor de su vida. Linklater, Hawke y Delpy vuelven a escribir juntos este guión retomando el estilo narrativo que siempre ha caracterizado a la saga: largas caminatas, largas platicas con diálogos con excelente estructura, esta vez situados en Grecia donde ambos personajes toman unas vacaciones que marcaran su relación de formas inimaginadas en comparación a lo que habíamos visto y sabido de ellos en las anteriores entregas.

El guión es fabuloso e inteligente al saber tocar el tema del amor y las relaciones de pareja y que esta vez se lleva más allá de la idealización siendo crudo pero a la vez mostrando aquellos agridulces momentos donde todo parece desesperanza y puntos de no retorno para ambos personajes afectados por el desgaste que el paso de los años ha marcado en ellos, con platicas emotivas, algunas otras sarcásticamente divertidas y para su último acto, una de las mejores peleas (casi campal, verbalmente planteada) entre una pareja romántica en el cine.

Hawke y Delpy siguen teniendo esa química que han tenido desde el filme del ’94. Linklater en comparación con los largos planos secuencias de los filmes anteriores, esta vez es más dinámico, más cortes en sus escenas y en los momentos de escenas largas es sutil e incluso se toma la oportunidad explorar más los escenarios donde ambos personajes se desenvuelven con resultados magníficos. Una de las mejores películas del año que si bien vuelve a quedar abierta, a su vez puede sentirse ese cierre casi introspectivo entre ambos personajes.

CALIFICACIÓN: 9 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA