18 julio, 2013

Declaración de Guerra



Es de agradecer que durante el verano cinematográfico cargado de películas con alta dosis de efectos especiales y guiones medianos que solo buscan ganarse la taquilla a nivel mundial, haya distribuidoras que tengan la valentía de estrenar películas alejadas de todas estas características y que sirven para desintoxicar la cartelera de la saturación de el cine mainstream en nuestro país como vehículo para que el espectador descubra otro tipo de historias en la pantalla grande.

El pasado 12 de Junio mientras la emoción por el estreno del regreso del Hombre de Acero alias “Superman” saturaba las salas de cine en nuestro país, llegaba con copias limitadas a los complejos de cine una modesta película que fue finalista el año pasado en la categoría de Mejor Película Extranjera en los Premios Oscar y que recientemente se presento en el Festival de Cine Frances en México:“Declaración de Guerra”, película dirigida, escrita y actuada por Valérie Donzelli que nos cuenta la historia (basada en una vivencia personal de Donzelli) de Romeo y Julieta, dos jóvenes padres que tienen que lidiar con el cáncer que padece su primogénito, Adam.

Si bien este film es un drama familiar y se pudiera esperar que cayera en los lugares comunes dentro de la narrativa del melodrama manipulador como lo hiciera, por ejemplo “La Decisión más Difícil” (My Sisters Keeper) de Nick Cassavetes, la película de Donzelli se aleja de estos clichés tomando un punto de vista desde los personajes de Romeo y Julieta quienes desde la primera escena, al conocerse, se dicen “Que nos llamemos Romeo y Julieta asegura que sufriremos juntos”.

Ambos personajes son humanizados al grado no solo de sufrir el proceso de curación de su pequeño hijo, si no que el tratamiento narrativo de ambos se enfoca en la inexperiencia de criar un hijo y afrontar esta guerra junto a su familia y amigos; un punto de vista donde los personajes cometen errores y toman decisiones difíciles que acompañado de una narrativa visual fresca, narraciones en voz en off, música de fondo que va desde Vivaldi hasta un punk rock francés dan un toque original al film.

Donzelli junto a su pareja en la vida real Jérémie Elkâim como Romeo entregan grandes actuaciones. La directora grabó en hospitales reales y apoyada del personal de los mismos logra un gran realismo para su historia la cual peca de honesta y que dará de que hablar por la forma en que ambos personajes actúan ante la situación que viven: a veces saturados de cansancio y preocupación, y a veces hartos e incluso ajenos a su realidad que resulta en un final ambiguo pero efectivo.

Emotiva, honesta, original, fresca e irreverente resulta el tercer largometraje de esta directora la cual le gusta involucrarse de lleno en los proyectos que realiza dando excelente resultados como el que es “Declaración de Guerra” y que es de agradecer que se le dé un espacio a este tipo de películas en las salas de nuestro país.

CALIFICACIÓN: 8 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA