01 abril, 2013

Remakes que funcionan: NOSOTROS LOS NOBLES.




Si bien ya es pan de cada día en la industria internacional, el remake no luce ajeno a nuestro cine,  desde el cine de oro hasta al cine actual han recreado películas de renombre de nuestro mismo cine. A ultimadas fechas, directores y productores le han apostado a renovar el cine de terror nacional sin éxito pero en esta ocasión, el director Gaz Alazraki (si, es hijo del reconocido Carlos Alzraki, el cual además de productor del film tiene un cameo en esta opera prima) y su opera prima deciden retomar una obra desconocida para las generaciones actuales, pero recordada por las generaciones pasadas.



En el año de 1949, antes de que filmara su reconocida película “Los Olvidados”, el director Luis Buñuel dirige en nuestro país su segundo largometraje producido en México (el primero fue “Gran Casino”) el cual navega entre el género de la comedia y el drama ligero, el cual se titula “El Gran Calavera”, cinta que retrata el folclor y características de las clases sociales de México en aquellos tiempos, donde un padre, para darle una lección a sus malcriados hijos, les da una lección haciéndoles creer que han quedado en la ruina y deben salir adelante por medio del trabajo honrado.

Con esta misma premisa, es con la cual Gaz Alazraki dirige su opera prima no solo retomando la historia si no también los elementos del genero con los que Buñuel desarrollo su película.

Nosotros los Nobles” retrata en su primer acto a la familia de la alta sociedad de forma actual, cándida y usando la sátira como tarjeta de presentación de los personajes ante el espectador. Gonzalo Vega es Germán Noble, un alto empresario el cual enviudo y se ha tenido que hacer cargo de sus tres hijos: Javi (Luis Gerardo Méndez) el estereotipo de lo que se conoce en el actual vocabulario como “mirrey” o “hijo de papi”; Barbara (Karla Souza), o Barbie para los amigos, estereotipo de la “niña fresa” y Charlie (Juan Pablo Gil) el hermano e hijo de características “alternativas” o “hispters” dirían hoy en día.

Pese a ser estereotipos, y si bien se nota que tanto a Alasraki como a los actores les cuesta arrancar y sentirse seguros en los primeros minutos de metraje, logran transmitir e introducirse de forma rápida y sencilla para desarrollar la historia donde German Noble después de varias “graciosadas” y actos irresponsables por parte de sus tres malcriados hijos decidirá montar un “show” para que hacerles creer que han caído en la bancarrota y deberán escapar para iniciar una nueva vida en una casa abandonada.

Dentro de este primer acto causa curiosidad la pequeña referencia/homenaje que el director hace a la película de David Fincher basada en la novela de Chuck Palahniuk “El Club de la Pelea” (los tres hijos comentando sobre esta película en un hospital o las similitudes de la casa abandonada de los Nobles con la de Norton y Pit en la película de Fincher).

Ya una vez pasada la primera media hora, el desarrollo del filme se convierte en un excelente ejercicio de la comedia como recurso narrativo para el desarrollo de la trama, situaciones que sin abusar del lenguaje altisonante o el chiste “de pastelazo” funcionan e incluso logran darse diálogos sorprendentemente memorables de cada personaje que se desarrolla ingeniosamente y sin perder su esencia.

Si bien la opera prima de Alazraki hay que tener en cuenta que es una adaptación, el director logra darle ese toque contemporáneo con su sentido del humor, con sus personajes, situaciones y lugares donde los hechos se desarrollan, así como Buñuel lo hiciera en su película.

A final de cuentas, no será una obra mayor, pero el filme destaca por su aspecto original y el desarrollo que toma, sin ser pretencioso y desarrollándose con sencillez donde su primer objetivo es hacer reír al espectador e incluso logrando algunos momentos de reflexión aunque poco profundos pero que logran hacerlo un filme de características comerciales correcto y bien recibido por el espectador mexicano.

CALIFICACIÓN: 7 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA