16 febrero, 2013

"Maravillosas" Bestias del Sur Salvaje



Solemos intoxicarnos cada año de superproducciones de Hollywood que atiborran las salas de cine a nivel mundial y es poca la propuesta alternativa en contenido cinematográfico que logra llegarnos como espectadores tanto por aspectos de distribución, así como por demanda del mercado del cine.

Alejándonos un poco del reconocimiento de las premiaciones hacia el filme, esta semana llega a cartelera la opera prima del director estadounidense Benh Zeitlin, “Beasts of the Southern Wild” o “Bestias del Sur Salvaje” titulada mediocremente en nuestro país como “Una Niña Maravillosa”, la que sin duda es una de las opciones alternativas más recomendables ante tanta superproducción hollywoodense.




La película nos cuenta la historia de Hushpuppy, una niña que reside junto con su padre en una comunidad olvidada y hundida en la pobreza al sur de los Estados Unidos en una isla de ficción inspirada en lugares característicos del sur de este país.

Dentro de esta comunidad, amenazada por las inundaciones causadas por el deshielo, Hushpuppy debe aprender a crecer y sobrevivir al mismo tiempo que lidia con la difícil relación con su padre, mientras relata su vida en una creencia de trascendencia y aprendizaje.

La película está basada en la obra de un acto de Lucy Alibar titulada “Juicy and Delicious”.

Para ser la opera prima de Zeitlin se puede ver un futuro muy bueno para este joven director, la forma en que dirige sus escenas son emotivas, bien planteadas en el aspecto entre la fantasía que el personaje de Hushpuppy vive y la forma en que se contrasta con la realidad que vive. Las tomas a detalle son claves para ir definiendo este mundo que si bien no existe, puede ser identificado entre cualquier comunidad abandonada dentro de los Estados Unidos.

La actuación de Quvanzhané Wallis es extraordinaria, Zeitlin sabe dirigirla, sabe captar cada gesto de alegría, de dolor, de reflexión que esta pequeña actriz demuestra cómo va avanzando el metraje y la inusual relación que lleva con su padre interpretado por Dwight Henry.

La película retoma dentro de la construcción del personaje de Hushpuppy, una definición maravillante con una percepción casi filosófica del mundo que habita y desarrollando en Hushpuppy un grado de madurez impresionante ante su estilo de vida.

A su vez, la película emplea lenguaje cinematográfico fantástico, con una fotografía correcta y una banda sonora increíble que logran hacer de esta película independiente un logro cinematográfico impresionante desde su producción hasta las actuaciones y la muy lograda historia que se nos quiere contar, con resultados extremadamente emotivos y conmovedores y a su vez reflexivos e inesperados.

CALIFICACIÓN: 9.5 / 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA