30 octubre, 2012

Burton, reinventandose.


Después de ver la fallida "Dark Shadows" empezé a creer que el ingenio de Tim Burton se había comenzado a esfumar, que su estilo estaba rebuscado y gastado haciendolo ver ya pasado de moda y funcional solo para un nicho de espectadores.

 Con el anuncio de "Frankenweenie" (cortometraje de Burton en los años 80, que curiosamente fue desechado por la misma Disney después reconsiderada para lanzarla en videohome) para ser recreado en un largometraje,ahora en técnica de stop-motion, con el cual Burton comenzó a tomar fama como el caso de su mente creativa con "Nightmare Before Christmas", podría creerse que al estrafalario director se le agotaron las ideas. Y puede que sea así, pero aún así "Frankenweenie" funciona.




 El largometraje retoma la misma historia del cortometraje, Victor Frankenstein es un niño desadaptado que cuenta solamente con la amistad de su perro Sparky, pero el cual al ser atropellado, Victor decide en base a la ciencia en su carácter más simple, reanimar el cuerpo de su fallecida mascota por medio de la electricidad. La resurrección del can, desatara para Victor un caos en la localidad de Nueva Holanda.

 Para aquellos que conocemos el cortometraje, en mi caso, veremos escenas calcadas de la película de los 80´s a stop-motion y que veremos que el extender el guión en algunas escenas resulta beneficioso y en otros simplemente absurdo (como cuando los compañeros de escuela de Victor intentan hacer lo mismo que el).

 Pese a esto, la nueva película de Burton (casualmente ahora si apoyada por la casa del Ratón Miguel) resulta entretenida, con un reconocimiento ante el homenaje propio que hace Burton de su trabajo original con la fotografía a blanco y negro y con los personajes de la misma esencia y que puede ser un relato actual muy interesante para el público infantil acerca de la perdida o la muerte en sus vidas.

 La técnica del stop-motion es magnifica y no se debate el diseño de arte que siempre ha caracterizado a Tim Burton en sus películas pero algo que si técnicamente hay que criticar, ya lejos de lo poco que ofrece al filme, la tercera dimensión en este caso resulta cansada al serle poco beneficiosa la carencia de color en el film. En lo personal, provocando un molesto dolor de cabeza.

Como siempre ha sucedido, las películas de Burton no son para todo público, y algunos niños y también papás la encontraran tediosa, pero aquellos ya familiarizados con el lenguaje cinematográfico de este director pasaran un gran en la sala de cine.

 CALIFICACIÓN: 6.5/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA