24 septiembre, 2012

Sexo y Glam-Rock



Remontarnos al nacimiento del cine musical de Hollywood sería regresar muchos años, pero sin duda el género es de los más valioso que la industria estadounidense ha dado, y siendo en la última década la mayoría de películas ya tradicionalmente saltando del escenario de Broadway a la pantalla grande.




El director estadounidense Adam Shankman tal vez no sea muy reconocido, pero en su filmografía se enfoca más a la comedia familiar como lo hiciera con "Más Barato por Docena" o "Niñera Aprueba de Balas"; pero es con la adaptación de Broadway a musical de la película de culto de John Waters "Hairspray", con la que incursiona en los musicales en el año 2007.

Con esta adaptación al cine, el director demuestra su talento para el género y logra un funcional filme con muy buen estilo visual, buenas coreografías y una divertida historia con algunos temas de trasfondo que resultan interesantes.

Shankman regresa ahora para dirigir el musical sacado también de Broadway titulado "Rock Of Ages". La historia nos habla de como dos jóvenes se desenvuelven en los años 80's en la época del apogeo del glam-rock, donde ser rock star era el sueño más anhelado.

Iniciando por el elenco, tenemos como protagonitas a Julianne Hough (Footloose, Burlesque) y nada mas y nada menos que al actor mexicano Diego Bonetta quien recordamos por haber salido de un reality show infantil ya hace algunos años y que ha hecho carrera en Televisa. Ambos encarnan este par de jóvenes en busca de sus sueños.

En los papeles secundarios acompañan a la pareja juvenil Alec Baldwin y el británico Russell Brand como dueños de un bar de rock underground; Catherine Zeta-Jones interpreta a la esposa de un senador (Bryan Cranston) quien por medio del poder de su marido, busca detener el movimiento del rock representado por el cantante de moda Stacee Jaxx interpretado magníficamente por Tom Cruise.

El reparto sin duda cumple, aunque los personajes principales no pueden con la tarea de llevar el protagónico en sus hombros, pero Hough se nota menos experimentada irónicamente teniendo dos películas musicales en su carrera a comparación de Bonetta, quien transmite pese a sobreactuar demasiado, una gran energía en pantalla y logra embonar bien con los papeles secundarios, sobre todo con el antagónico papel de Paul Giamatti como al representante codicioso de Jaxx.

La película tiene un gran defecto, existen tantos personajes que el guión no desarrolla a profundidad a ninguno, y pese a esto quien sobresale con gracias a sus pocas apariciones es Cruise. Bonetta se siente como pez en el agua con un papel tan novelero y se nota su experiencia en papeles juveniles y salva a Hough en muchas escenas. En cuanto a Zeta-Jones, sin duda cuando aparece a cuadro se nota su empatía con la cámara, pero su talento se desperdicia en demasía y se pierde en la gran cantidad de historias.

Los números musicales más sobresaliente pueden notarse "Every Way You Want It" desarrollado en un burdel y "Dead or Alive" donde Cruise brilla en pantalla y que vemos "no canta mal las rancheras".

Pese a sus errores notables , como lo hiciera Shankman con "Hairspray", la adaptación de la época es fabulosa y creíble y los números músicales pese a sentirse desconectados del desarrollo de la película logran funcionar y el director logra denotar el punto clave de esos años: el despertar sexual de una sociedad por medio del glam-rock.

Disfrutable, entretenida, divertida pero no espectacular ni mucho menos, "Rock of Ages" funciona en cartelera y atrae a los jóvenes en parte gracias al proyecto televisivo de Ryan Murphy, "Glee". Y es que la película en ocasiones puede resultar para este publico irreconocible si no están familiarizados con los grupos representativos de la época o los sucesos de aquellos años, pero la historia juvenil y la música son la formula ganadora para atraer a los jóvenes y no tan jóvenes a disfrutar del cine músical.

CALIFICACIÓN: 6.5/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA