05 septiembre, 2012

El "power" del Documental.




Recuerdo que en 2010 cuando escribía acerca del fallido primer largometraje de ficción del pseudo director mexicano y podcaster Olallo Rubio, "This is Not a Movie" y donde hablaba también acerca de la fallida manera de decir que su primer largometraje documental "Y Tu Cuanto Cuestas?" se considerara un documental tal cual cuando su formato era meramente informativo a manera de un reportaje televisivo.

Hace dos años ya de que Rubio dividió criticas con su ultima película, donde algunos alabaron su estilo narrativo y otros, como yo, criticamos su poca elocuencia en su historia y su pretensión visual en ese desastre fílmico.

Este año, Rubio intenta de nuevo hacer cine documental con su nuevo largometraje llamado "Gimme The Power".




Como muchos ya sabrán, el titulo es con motivo de una de las canciones considerada casi "himno" del rock actual en México del grupo Molotov del cual Olallo mas que un documental dedicado al grupo, proyecta al grupo como un catalizador social.

Esta vez Rubio se empapa bien de lo que se debe hacer en un genero como lo es el documental dando un giro radical a su forma de hacer cine, descubriendo que el documental narrativamente ademas de informar cuenta una historia con la que el espectador se sienta identificado. La película inicia haciendo un recuento de la historia política del país apoyandose de material visual digerible y reconocible para la audiencia y narrada por el mismo Olallo, una introducción notable más nada que no se haya escuchado y visto acerca de temas como la corrupción del país, el PRI como dictadura disfrazada, la televisión abierta como medio controlado por el sistema y detonando el tema de la censura apoyado por testimoniales de personajes importantes de la opinión publica y sobretodo del medio musical en el país, sobre todo rockeros, para ubicar en un contexto tangible y reconocible lo que representa un grupo como Molotov dentro de nuestro país, así como su alcance internacional.

Lo mas interesante del documental es que Olallo toma puntos de vista de los expertos no solo musicales, si no también intelectuales del país y que no necesariamente están de acuerdo con la música del grupo, pero que resaltan sus pros y contras sobre la influencia social de los mismos siendo aquí donde el documental logra funcionar sin caer en formulas tan gastadas como el concierto-documental o una mera película biográfica acerca de la banda, y pese a que algunas momentos del film en cuanto a datos históricos se siente tendencioso y casi radical en ideología política, el film es irreverente y muy entretenido.

"Gimme The Power" le habla a la nueva generación y a otras no tan nuevas, que han vivido y crecido con el rock mexicano desde sus inicios, y esta vez Olallo se siente menos soberbio y hace de este viaje hacia el rock y sus consecuencias sociales, un disfrutable relato que nos hace sentirnos identificados y que logran reivindicarlo cinematográficamente.

CALIFICACIÓN: 7.5/ 10




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA