21 marzo, 2012

Vergüenza





Debo confesar que si bien he escuchado del director londinense Steve McQueen por su reconocida opera prima 'Hunger', es su segundo largometraje el que me ha llevado a conocer su trabajo.




La nueva película de este director viene cargada de polémica, la cual le ha valido la clasificación mas alta en E.U., NC-17 merecida por la temática de su titulada 'Shame', donde se nos cuenta la historia de un neoyorquino con una vida regida por su obsesión al sexo.

Brandon Sullivan, interpretado por el grandioso actor Michael Fassbender el cual también fue protagonista de la opera prima de McQueen, parece una persona común con un trabajo deseado, una vida sencilla y sin complicaciones y que no le hace falta nada, pero este personaje esconde un fuerte problema psico-social donde el sexo determina su forma de ser siendo incapaz de mantener relaciones sociales tanto personales como amorosas haciéndolo frágil y auto destructivo por su obsesión. Fassbender interpreta al personaje de forma cruda e intensa llevándose las palmas en la parte actoral.

El guión si bien puede parecer que pretende ser erótico, el espectador se encontrara con una narrativa enfocada al sexo como un viacrucis para el personaje llevando lo hasta el extremo en situaciones inimaginables pero tratado de una forma impecable sin ser pretencioso y sin ser moralista juzgando al personaje principal, haciéndolo totalmente frágil a su propia incontinencia a sus deseos físicos.

En cuanto a la dirección, los planos fílmicos son enclaustrantes, intimistas pero nunca morbosos y pornográficos. Es aquí donde McQueen demuestra su habilidad para llevar este intenso drama con escenas, si fuertes, pero cuidadas, bien fotografiadas y filmadas resultando algunas inolvidables como la secuencia del bar donde aparece la ya reconocida Carey Mulligan quien interpreta a la hermana del personaje principal, la secuencia del clímax del film relatando la decadencia moral y personal del personaje mismo son demostraciones de habilidad cinematográfica sobresalientes.

'Shame: Deseos Culpables' es una obra maestra, una película redonda y sin fallas que retrata a la perfección lo que pretende sin caer en lo burdo y vulgar.


CALIFICACIÓN: 9.5 / 10




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA