29 enero, 2012

Hugo Cabret y el Cine


Ante el gran auge y renacimiento de la tecnología 3D han salido tanto defensores de la técnica como detractores, directores que se niegan a hacer uso de ella por más que los estudios les rueguen hacerlo.

Spielberg el año pasado mostró con “Las Aventuras de Tin Tin” que el 3D puede ser usado más allá de una mera distracción o deleite visual integrándolo dentro de la narrativa de la película. Ahora el reconocido Martin Scorcese se arriesga a filmar su primera película en tercera dimensión basada en el libro de Brian Selznick, “La Invención de Hugo Cabret”.




Si bien vista superficialmente, esta cuenta la historia de un niño huérfano buscando ser aceptado socialmente, pero la historia de fondo proyecta un gran homenaje a los inicios del cine mismo retratado con un gran respeto y admiración tanto por parte del autor de la novela, el guionista qy claro, de su director.

La secuencia con la que la película inicia es de lo más majestuosa con un juego de cámara, primeros planos y tomas de detalles que retratan rápidamente el mundo en el que el personaje principal se va a desenvolver siendo una estación de Londres el escenario principal para este niño relojero en busca de un artefacto para echar a andar un invento que su padre le heredo.

Las actuaciones tanto de Asa Butterfield como de Chloë Moretz tal vez no son sobresalientes pero soportan el peso de la película, pero quien sin duda se lleva las palmas es Ben Kingsley como nada más y nada menos que George Méliés.

La producción del film es magnifica y la música Howard Shore son un deleite  que aunque parezca que la película es para una audiencia familiar, creo que quienes apreciaran más de ella son aquellos cinéfilos y los dedicados al estudio del cine por los guiños a las referencias históricas que la película hace de los personajes que dieron inicio a la cinematografía como los Hermanos Lumiere y el mismo Méliés.

Si algún problema tiene la película tal vez sean las algo forzadas participaciones de personajes como el de Sacha Baron Coen, Emily Mortimer y Frances de la Tour, que si bien dan momentos divertidos al film dejan de lado un poco la fuerza narrativa que representan escenas como la de la proyección de “El Viaje a la Luna” o la del relato de Mélíes de su propia vida, que a mi parecer estas escenas son de lo mejor que he visto en lo que va del año, creando sobretodo en el que se dice cinéfilo, una nostalgia hacia aquello que ama más, EL CINE.

Es indudable el talento de Scorcese para contar historias y su valor para avanzar sobre la marcha con la historia del cine haciendo este contraste tan notorio entre la antigüedad del séptimo arte usando esta tecnología, que logra una inmersión nunca antes vista en la tercera dimensión, tanto en atmosferas como en la historia misma. Digna de verse solo en este formato y es una lastima que no haya llegado a cartelera nacional la versión con idioma original subtitulada.

CALIFICACIÓN: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA