07 noviembre, 2011

Miss Bala


Después de ser presentada en la Selección Oficial del Festival de Cine de Canes contendiente en la categoría  “Un Certain Regard”, la nueva película del director mexicano de películas como “Voy a Explotar” (2008) y “Drama/Mex” (2006) se une al grito de protesta por medio del cine como expresión, ante la fuerte crisis de violencia causada por la “guerra contra el narcotráfico” que aqueja a México con “Miss Bala”.



En entrevistas, el director ha sido cuestionado acerca de si el guión, escrito por él, fue inspirado en los sucesos de 2008 donde la contendiente al Premio de Miss Sinaloa Laura Zuñiga fue detenida por la Policía Federal al ser vinculada con un grupo delictivo y del narcotráfico en Jalisco. El director ha sido insistente en que se tomó el hecho como inspiración, pero no quiere decir que la película retrate la vida de Zuñiga y si bien la historia de “Miss Bala” tal vez no sea como dirían, basada en hechos reales, el simple hecho de recordar a tal suceso hacen que el espectador ya vaya con una idea del tratamiento de la historia que va a ver.

Sin compararla intencionalmente con la reciente película de Luis Estrada, “El Infierno”, la película de Naranjo es una radiografía menos burda y más analítica ante el problema del crimen organizado en el país así como la latente corrupción que permea en la impunidad del castigo de estos crímenes y que hace ver en pantalla un logro cinematográfico notable. La cámara de Naranjo es muy definida dentro de un punto de vista con un estilo documentalista, donde seguimos a Laura (interpretada por la joven actriz Stephanie Sigman), una joven la cual su sueño más grande es concursar y ser coronada en el certamen de belleza Miss Baja California, pero una serie de eventos desafortunados la llevaran vincularse con un grupo de delincuentes donde su líder, magníficamente interpretado por Noé Hernández, quien resulta un aterrador y bien delineado personaje, que por medio del miedo logra hacer que Laura se convierta en su títere para cubrir una serie de actos delictivos.

Magníficamente orquestadas, las imágenes se nos presentan entre primeros planos, paneos trepidantes y travellings que logran crear un efecto de angustia en el espectador y es admirable la decisión de no usar la cámara en un punto de vista de primera persona, con la cámara siempre fija en las expresiones de desesperación del personaje de Laura, las escenas de acción donde los enfrentamientos lucen reales y limpiamente filmados dándole un tratamiento a la violencia muy estilizado y para nada grotesco. Además de la grandiosa producción a cargo de CANANA Films, la edición y mezcla de audio de la película es sobresaliente, así como la edición del filme que logra un ritmo pausado y un efecto de suspenso latente.

Puede que a Naranjo no le haya sido otorgado el reconocimiento en Cannes y a pesar de la división en comentarios de la crítica cinematográfica internacional, es indudable el estilo y su forma de hacer un cine tocando un tema tan delicado como lo es este que aqueja al país el cual a pesar de la violencia e innegable situación que se respira en México, con la cual es difícil no identificarse, resulta un trabajo que se disfruta en pantalla y que tiene un logro de trascendencia dentro del cine mexicano.

CALIFICACIÓN: 4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA