28 agosto, 2011

Woody Allen y París


Quién de ustedes no disfruta de ver las películas de Woody Allen y entrar en atmosferas donde las referencias culturales artísticas y el elitismo social se mezclan, donde no dejan de aparecer el humor negro y sarcástico y las personalidades histéricas. Si ustedes no disfrutan de lo anterior, es que no gustan del cine de Wooy Allen.


Durante más de cuatro décadas Allen ha trabajado sin parar dándonos una película por año, que durante ese tiempo, hemos visto trabajos espectaculares como ‘Manhattan’, ‘Annie Hall’ y las más recientes ‘Vicky Cristina Barcelona’ y ‘Match Point’; pero también ha habido filmes totalmente olvidables como una de sus últimas obras llamada ‘Conoceras al hombre de tus sueños’.

Este año este peculiar director nos trae su promesa anual llamada ‘Media Noche en Paris’, donde como en Mahnattan, toma a una ciudad como fuente de inspiración para relatar una peculiar historia con sus ya muy clásicos personajes.

Gil, interpretado por Owen Wilson quien recuerda al Woody Allen como actor en sus mejores obras pero más tranquilo, es un escritor a punto de casarse con la guapísima Rachel McAdams pero que está en una crisis literaria creativa de la cual no puede salir.

El guión genialmente escrito como solo Woody lo hace, nos introduce típicamente a los personajes para después dar un giro creativo muy interesante a la historia cuando Gil decide tomar una caminata a medianoche por la capital parisina y se encuentra con una carrosa de los años 20 que lo transporta a ese tiempo sirviéndole como inspiración para salir del bache creativo en el que se encuentra encontrándose con los más famosos escritores, pintores y personajes artísticos de la época.

La aventura de regreso al tiempo, donde el personaje principal se codea con personajes como Piccaso, F. Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Salvador Dalí, Buñuel y otros grandes artistas, resulta un original arco narrativo para el filme, con un personaje que desea con toda ilusión haber pertenecido a esa época, un personaje que no se identifica con su tiempo y su realidad, un mensaje de aquel artista frustrado centrado en su propio mundo añorando tiempos viejos en esa lucha personal por saber a dónde pertenece, y sobretodo, se resalta como musa a la ciudad misma de manera muy bella, entre libros, antigüedades, callejones, monumentos que son fotografiados inteligentemente para darnos cuenta que Gil tiene un romance con una ciudad y que le inspira de formas inexplicables.

Además de Wilson y McAdams, el filme cuenta con actores para hacer cameos muy divertidos y participaciones muy originales incluyendo a la primera dama de Francia Carla Bruni, Marion Cotillard, Michael Sheen, Kathy Bates, Adrien Brody y otros más ensamblando a un elenco sin que además de todo el aspecto artístico del filme, la muy peculiar dirección de su director y su original historia, tiene una banda sonora disfrutable.

‘Medianoche en París’ puede no ser lo mejor de Woody Allen comparada con otras de sus obras e incluso recuerda mucho a ‘Manhattan’, pero resulta refrescante cinematográficamente, totalmente disfrutable y empática con el espectador. De lo mejor que la cartelera comercial ha visto este año.

CALIFICACIÓN: 4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA