06 agosto, 2011

El misterio de Super 8



No se puede describir las altas expectativas que se tenía con el estreno de ‘Super 8’ después de esperar dos meses su estreno en México, sobre todo por los dos nombres pesados que la sostienen: J.J. Abrams (Star Trek, Lost) como director y Steven Spielberg como productor ejecutivo.




Hace unos años, en un artículo de la revista Wired, Abrams hablo acerca de cómo mantener el ‘misterio de un proyecto’ y así enganchar al espectador creando expectativa con campañas de marketing viral como lo hizo por primera vez con el film ‘Cloverfield: Monstruo’ producido por el mismo. En el caso de ‘Super 8’, fue el mismo caso, presentándonos un teaser trailer donde un tren se descarrilaba y un “misterioso ser” quería salir de uno de los vagones de carga. Después, poco a poco Abrams soltó más de la trama en el tráiler oficial pero sin dar aún muchas pistas.

El resultado de esta película de ciencia ficción y aventura escrita por el mismo J.J. lejos de encasillarla inmediatamente en los géneros cinematográficos de Ciencia Ficción y Aventura, resulta un maravilloso tributo al cine sci-fi de los años 70’s, sobretodo de Spielberg, con similitudes entre ‘Los Goonies’, ‘E.T., el Extraterreste’ y ‘Encuentros cercanos del tercer Tipo’ siendo también un homenaje al cineasta amateur y el amor por hacer cine.

La historia mezcla todo lo anterior relatándonos la historia de Joe, un niño que junto a su grupo de amigos deciden grabar su primera película de zombies y que sin esperarlo son testigos de un accidente que libera un ‘secreto’ que comienza a destruir su pueblo y se aventuran a grabar su película mientras descubren que es lo que está desatando todo ese caos.


Si bien los primeros dos actos en la historia se sienten bien estructurados, la ambientación de la época es perfecta llena de momentos de comicidad, travesuras, amor juvenil y el suspenso en el que el director nos tiene por poder ver aunque sea un poco del ‘misterioso ser’ que está destruyendo la ciudad, rumbo a los últimos cuarenta minutos del metraje algo sucede, el ritmo no decae pero la trama se llega a desbaratar al grado que no sabemos cuál es la trama principal, si la relación entre el personaje del niño Joel Courtney y su padre, o la ‘amenaza’, o la historia de amor entre Courtney y Fanning.

Cabe destacar dos escenas magnificas como lo son el descarrilamiento del tren y la escena final con slow cam acompañada de la música de Michael Giacchino en el score que recuerda a una mezcla de los finales de ‘E.T.’ y ‘Encuentros Cercanos…’

Pesé a las fallas que la película llega a tener y que como bien dije es un homenaje a este tipo de cine y cae en clichés del género, esta sale bien librada resultando emocionante e intensa y sobretodo disfrutable con una notable dirección de Abrams con su muy clásico estilo de cámara, tomas abierta y su muy criticado uso del lens flare (o charolazo), actuaciones muy bien logradas por parte del elenco infantil y que sin duda es de las películas más destacable de este ‘verano cinematográfico’ que ha sido bastante decepcionante.

Nota adicional: Por favor no se pierdan los créditos finales de la película.

CALIFICACIÓN: 4/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA