13 agosto, 2011

1 UP


El espíritu GEEK, aquel que todos llevamos dentro, aquel que nos hace amar los videojuegos, las historietas cómicas y películas de Ciencia Ficción así como todo lo que tiene que ver con la tecnología y algunos otros temas como la animación entre muchas cosas más.

Exactamente hace un año se estrenó una que cubrió a la perfección este nicho al que hago mención: Scott Pilgrim vs. The World.


Basada en la novela gráfica del canadiense Brian Lee O’Malley que cuenta las aventuras de un ‘slacker’ de 23 años que se ocupa de conquistar chicas, hasta que se encuentra con el amor de su vida y su mundo se transforma en todo un videojuego muy a la ‘oldschool’.

El encargado de llevar a la pantalla grande la saga de seis volúmenes es el director Edgar Wright conocido por sus películas Shaun of the Dead y Hot Fuzz quien añade ese sazón y estilo que el fan de la novela gráfica esperaba ver en pantalla.


Exactamente el 13 de Agosto de 2010 se estrenó en E.U. este film que parecía sacado de la hoja a la pantalla con una muy veloz adaptación, efectos especiales que son dulces para el ojo, una sensacional banda sonora y actuaciones que capturan la esencia del mundo de O’Malley.

Scott Pilgrim es un homenaje al videojuego de 16 bits, a las bandas de garaje, al amor adolescente donde el estilo visual de la novela se imprime en la pantalla con efectos emulando al comic style con muchos gags y fan services donde solo aquel familiarizado con la novela o con los elementos de las que se conforma esta historia podrá disfrutar al 100% sin pasarse por alto todos aquellos elementos e incluso aquellas referencias que se hacen. Como aquella escena donde Scott tiene un sueño premonitorio y de fondo se escucha ‘Fairy Fountain’ de The Legend Of Zelda, o cuando Scott al pelear con cada ex novio de Ramona obtiene monedas muy al estilo Mario Bros. e incluso recuerda a la lucha de Mario Bros. por rescatar a la Princesa Peach hasta llegar al Final Boss.

También las guerras de bandas, los ‘gigs’ en bares de mala muerte, la batalla por ser un famoso rockstar, los peculiares amigos que Scott tiene: una pelirroja sarcástica, un obsesionado rockero, el roomie homo, la niña stalker, el hipster y demás originales personajes que rodean al personaje principal, incluyendo al amor imposible de Scott, Ramona Flowers. Todos estos llenos de características referenciales a diferentes tribus urbanas.



Scott Pilgrim es un filme que toca todos estos temas y que si bien algunos pueden ser cotidianos, como la vida del adolescente común, también todas las referencias que la convierten en un objeto de culto, como la música, el estilo visual y las batallas ‘videogame-style’ , hacen de esta peculiar película una memorable obra cinematográfica única y la aparta de todo género cinematográfico.

Así que celebremos el primer aniversario del estreno de Scott Pilgrim vs. The World, que por su mismo estilo, a muchos países no se llegó a estrenar, pero como pudieron los curiosos y fans, la descargaron o esperaron a su lanzamiento en DVD o Blu-ray y ya al fecha muchos han disfrutado de ella.

Unámonos al grito de “WE ARE SEX BOB-OMB”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA