01 febrero, 2011

Tchaikovsky según Aronofsky

La carrera al Oscar ha dado inicio y 10 películas se perfilan para llevarse la estatuilla a MEJOR PELICULA del 2010.Una de estas películas es el nuevo filme del director Darren Aronofsky, a quien conocemos por la películas "Pi", "Requiem por un Sueño" y su reconocida "El Luchador".

Si analizamos la filmografia de este director del cine contemporaneo, nos encontraremos con trabajos con temas muy diversos pero que a la vez son muy parecidos en el estilo del director, con historias que de un tema común saca lo más loco, bizarro e inimaginable de lo que se nos cuenta.

Aronofsky desde que inició con la producción de "La Fuente de la Vida", recibió la historia de lo que es su último filme: Black Swan, y comenzo las pláticas con Natalie Portman para iniciar con un arduo entrenamiento de ballet para interpretar a su personaje.



Black Swan nos cuenta la historia de Nina Sayers, una bailarina de un grupo de danza clásica que esta luchando por obtener el papel de su vida, que es interpretar al Cinse Blanco y al Cisne Negro en la afamada obra de ballet clásico El Lago de los Cisnes. Pero Nina tiene un secreto, padece de un problema psicológico que la llevara a vivir en carne propia la dualidad de su personaje y enfrentar la inocencia que la envuelve debatiendose una batalla interna pero también externa por no ser desplazada por Lily, una nueva integrante del grupo.

Empezando por las actuaciones, Natalie Portman interpreta a Nina de forma excelsa, donde se ve el crecimiento del personaje llevándola de la inocencia hasta la locura total. Este papel consolida la ya madura carrera de Portman y sin duda es su mejor actuación hasta ahora, siendo ella el soporte de la película en casi toda la cinta.

A Portman le acompañan Vicent Cassel y Mila Kunis, ambos dignos actores secundarios. Un Cassel temible, ambicioso y porque no, pervertido. Una Mila Kunis tremenda actoralmente, cínica y que junto a Portman crean un duelo actoral MAGNIFICO. En aparición especial dentro del filme, regresa Winnona Ryder a la pantalla grande con un pequeño papel dentro de la cinta.

En cuanto a los aspectos artísticos, el manejo de cámaras ante las escenas donde la danza hace su aparición están cuidados a detalle, así como su fotografía y diseño de arte. En cuanto al Soundtrack por parte de Clint Mansell, el cual esta inspirado en la música de Tchaikovsky, es un deleite auditivo e imprime mayor suspenso y drama. Todo esto unido a la gran dirección de Aronofsky resulta un intenso Thirller Psicológico que no permite parpadear y te mantiene siempre atento a la historia que se proyecta en la pantalla.


Black Swan es digna competidora, y Natalie Portman esta siendo reconocida a lo grande por los gremios de la critica, producción y actuación por su gran interpretación que sin duda quedara marcada en la historia del cine contemporáneo.

CALIFICACIÓN: 4.5 / 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTA